Cada vez, más personas están retomando su conexión con lo espiritual para resolver las dudas que la ciencia no puede responder. Es por esto que cada vez es más frecuente