En la antigüedad, artes adivinatorios como el tarot eran solo accesibles si se tenía el contacto de una persona capaz de practicar esta arte que estuviese cerca. Inclusiv